Mes: mayo 2015

Mi segundo ensayo: “Globalización contra la pobreza y la desigualdad”

Mi segundo ensayo “Globalización contra la pobreza y la desigualdad”, más breve que “El resultado de un proceso burbujístico”, es una obra escueta que combina el rigor y la elegancia académica con el carisma divulgativo, para así hacerla más atractiva y amena para lectores que no frecuenten literatura económica.

En este ensayo, de carácter recopilatorio, se analizan extractos de informes de instituciones como el Banco Mundial o autores como Milanomic, Diego Sanchez de la Cruz, Xavier Sala-i-Martin o el Premio Nobel de Economía Samuelson. Se han añadido gráficos que ilustran y dan consistencia al texto, además de facilitar la comprensión.

El objetivo es demostrar que existen evidencias lo suficientemente amplias como para considerar la “economía mixta de mercado”, como el escenario óptimo para reducir las desigualdades sociales y dotar de oportunidades reales y con proyección a todos los ciudadanos. Aunque pueda parecer contradictorio, en finanzas no existe un plan óptimo, pues siempre queda sujeto al binomio riesgo-rentabilidad, no obstante, se determina el plan en función del perfil del agente y de la coyuntura particular que se esté desarrollando en dicho momento. Actualmente, el mecanismo para crecer y crear empleo es, por un lado, permitir a las empresas con altos costes fijos que los cambien por costes variables y, por otro, fomentar la demanda exterior, beneficiándose además de economías de escala. Por supuesto, todo juego tiene unas reglas que permiten se pueda desarrollar.

Se pretende, del mismo modo, contribuir humildemente al debate de las ideas que se ha instaurado recientemente en todos los ámbitos de la sociedad.

En cuanto sea revisado estará disponible en mi blog https://josecristiancallejon.wordpress.com/ en archivo PDF para descargar  sin coste alguno.

Sistema financiero y salida de la crisis

Tal y como cuento en “El resultado de un proceso burbujístico”, la banca española se ha visto inmersa en un profundo proceso de reestructuración como consecuencia de los tres desequilibrios que la hicieron incurrir en la mayor crisis financiera de la historia: alta dependencia de los mercados internacionales, sobredimensionamiento (altos costes fijos) y, elevada exposición al ladrillo (escasa diversificación). Fueron las Cajas de Ahorro las más afectadas por estos desequilibrios, las cuales tuvieron que bancarizarse asemejándose así más a los bancos.
Bankia, que ya traspasó muchos activos inmobiliarios a la Sareb (banco malo, creado con el objetivo de sanear el sistema), va a finalizar el proceso poniendo a la venta un lote de inmuebles valorado en 4.800 millones de euros. Aunque la operación aún se está valorando, ya hay grandes fondos interesados en adquirir esta cartera compuesta por locales, viviendas y suelo.

Este proceso es fundamental para aportar confianza al sistema y permitir que los inversores vuelvan a confiar en la economía, solo así se recuperará totalmente el país, que aunque ya ha iniciado su recuperación, aún tiene dos desequilibrios: elevado desempleo y endeudamiento. El primero ya se está ajustando al PIB potencial, y el segundo solo se solventa con mayores ingresos, que vendrán del empleo adicional que se está creando.

Aún queda mucho por hacer, pero sin lugar a dudas, existe una correlación positiva entre la salud del sistema financiero y la del país. La salida de una crisis financiera no se entiende sin un ajuste en el sector financiero, y éste ya está en la última fase.